sábado, 2 de mayo de 2015

Puertas infantiles: diseños para un mundo de aventuras

No sé tú pero yo de pequeñajo cuando cerraba la puerta de mi cuarto significaba que la iba a liar parda.Tan pronto me metía a jugar en mi dormitorio (normalmente pertrechado con de un montón de cachivaches que recogía por casa como hueveras, botellas de plástico, muñecos... para utilizar en mis aventuras) se podía sentir en el ambiente que una batalla campal estaba a punto de comenzar.
Aún recuerdo con cariño como utilizaba los antiguos envases de suavizante para la ropa ¿te acuerdas de esas botellas azules de plástico enormes de forma ovalada que pesaban un quintal? ( no esos nuevos de ahora anatómicamente adaptados para el siglo XXI con no sé cuantos componentes ultra y mega ) no no aquellos de antes con los que no hacía falta ir al gimnasio para ponerse cachas.Pues sí,para mí, eran fuente inagotable de ideas con las que montar aventuras. Con ellos me las ingeniaba para hacer cabezas de dinosaurio con las que asustaba a mis primos con "ficticios" ataques de velocirraptores sedientos de sangre o enormes T-REX que intentaban echar la puerta abajo ( jeje desde aquí les pido perdón por los sustos que les daba y las películas que montaba aquellas tardes después del cole y el bocata de nocilla) o servían de base para el cuerpo de criaturas monstruosas de papel aluminio y alambre que campaban a sus anchas por mi habitación.



Las hueveras de cartón pronto se convertían en las fieras fauces de un dragón de dientes afilados o de una gigantesca pitón que estaba a punto de devorarme mientras cruzaba el amazonas. Eran multiusos porque podían ser parte esencial del panel de mandos de mi nave interestelar y en un abrir y cerrar de ojos transmutarse en un viejo cofre donde guardar el tesoro que le robé al capitán Flynt y que enterraba concienzudamente entre los jerseys para que ningún entrometido marinero de agua dulce pudiera encontrarlo jamás.

Las bolsas de plástico eran otros elementos muy socorridos en mi arsenal de cacharros y artilujios. Podían servir como paracaídas a intrépidos soldaditos de plástico que se lanzaban ( o más bien eran lanzados a traición) por la ventana atados a un pequeño cordel y dispuestos a cumplir la misión que les encomendaba y que solo yo conocía ( desde aquí presento mis respetos y condolencias a los caídos en combate, siempre estarán en mi corazón estén donde estén). Y a su vez convertirse en improvisados balones o en medusas asesinas en busca de bañistas incautos.

Pero una de las cosas que más me gustaba era inventar cosas para colocar en la puerta de mi cuarto y que sirviese de advertencia a cualquier extraño que quisiera adentrarse en mi mundo de aventuras. Una desafiante nota pirata con una calavera y dos alfanjes de cartón, o un antiguo pergamino ( un papel envejecido con té o café) sugiriendo que en el interior dormitaba un terrible dragón era suficiente para hacerme sentir el rey de mi pequeño rincón de juegos y evitar así miradas indiscretas.
puerta-infantil-spiderman
Qué niño no quiere que su héroe favorito se asome preguntando por él.
puerta-infantil-bigfoot
¿Y si tu monstruo imaginario fuese tu mejor amigo?

Por eso y sintiendo esa dulce nostalgia infantil me he puesto ha diseñar algunas ideas para puertas infantiles que espero te gusten.He pensado en entradas a castillos, mundos jurásicos, princesas en apuros, graciosas sirenas, campeones del deporte o superhéroes todo dependiendo de la pasión de cada pequeñ@. Por eso sería genial que me echases una mano y me dijeses qué tipo de aventura te gustaría plasmar en una puerta infantil para que sea la puerta de los sueños del más pequeño de la casa.¿Te apuntas?
puerta-infantil-astronauta
Para astronautas intrépidos

puerta-infantil-capitan-pirata
Para fieros bucaneros

puerta-infantil-princesa-encerrada
Para valientes princesas

puerta-infantil-sirenita
Para dulces sirenitas
Quiero hacer diseños que te gusten, que te hagan soñar. Por eso necesito tu ayuda, y tú mejor que nadie sabes lo que más le gusta a tu pequeñ@.Un vinilo decorativo para puertas de dormitorios infantiles puede convertirse en un regalo ideal si éste está personalizado con el nombre del niño o niña que quedará entusiasmado cuando lo vea. Pero ¡ojo! debes estar preparado si no te deja entrar en su dormitorio, es su reino, su lugar de recreo y aventura... por eso quiero ayudarte a que hagas sus sueños realidad y potencies su imaginación convirtiendo su rincón de juegos en un espacio único e irrepetible.
Puedes encontrar estos diseños y muchos más en nuestra tienda online. No te los pierdas y ayúdanos a crecer.

Si te ha gustado esta entrada ayúdame a crear contenido que te guste e interese.                 ¿Qué temas te gustaría que plasmase en una puerta infantil?