martes, 22 de septiembre de 2015

Elda Moonsteps the quest of finding your path / Elda Moonsteps en busca de tu camino

Some old folks say at the edge of the black forest to have seen a little she-goblin, little in size, but huge and brave in spirit. Some remember her as fast as the wind blows, others as kind and sweet as a honey jar, some others hard worker as a buzzing bee and few, the luckiest, for her glittering eyes...
ooak doll traveller goblin fantasy creature



There she comes, children say, daughter of the moon sister of the sand, no sound her steps produce, no breeze her words pronounce. There she comes opening paths, bridging over rivers straight away. No trouble no match, no hindrance in the way can make her will fade out.
ooak fantasy creature doll traveller goblin Elda Moonsteps

Fantasy creature faerie traveller goblin ooak doll

handmade goblin ooak fantasy artdoll

Ooak fantasy goblin magical creature Elda Moonsteps

fantasy creature artdoll traveller goblin Elda Moonsteps


fantasy creature traveller goblin Elda Moonsteps

Fantasy artdoll handmade creature traveller goblin


Elda Moonsteps is her name called under the leaves of the ancient oak, bathed by the silvered light of a crescent moon night. He Cernunnos himself gave her the gift of a foreseen eye for decisions still to come and eagerly she accepted the loan, staff in hand, ready to walk the hidden path and any adventure face and pound.

Elda is one of a kind, bold as none, brave as knight. There she comes, children say, the she-goblin, the fallen star who will help us out to find the path, to find the way, to fulfill our goals still to come.


Traveller goblin Elda Moonsteps ooak fantasy goblin

One day I found her right in front, bowed and smiled her hat layed on floor. Gently spoke with whispered words no other sound she made, it all seemed smoke. Over my shoulder she jumped her lips in my ear she settled down - I want to help- she seemed to say ... then I was shocked didn´t know what to say.

I remembered though there was a friend who undoubtedly needed help. So no excuses, no more doubts there I sent her right away... in a cardboard box and also a note I sent Elda Moonsteps and her little mate to the adventure to the unknown to find paths and luck for my friends abroad, far away.

-------------------------------------------------------------------------------------------

Cuentan los ancianos en las lindes del bosque negro que a veces han podido ver una pequeña duende entre la maleza, pequeña en tamaño, pero enorme y valiente en espíritu. Algunos la recuerdan por ser tan rápida como el soplo del viento, otros por ser tan amable y dulce como un tarro de miel, otros por ser tan trabajadora como una zumbante abeja y pocos, los más afortunados, por el brillo de sus ojos ...
ooak fantasy doll faerie traveller goblin

Ahí viene, gritan los más pequeños, hija de la luna y hermana de la arena, ni una mota de polvo levanta al pasar ni sonido alguno sus pasos producen, sin aliento sus palabras pronuncia. Ahí viene la que abre caminos , la que puentes construye sobre cualquier río de inmediato. Ningún problema es rival, ningún obstáculo en el camino puede hacer que su ánimo mengüe o desvanezca. 

Elda Moonsteps es su nombre, nombrada bajo las hojas del antiguo roble, bañada por la luz plateada en una noche de luna creciente. El mismísimo Cernunnos le dio el don de la providencia para tomar las decisiones aún por venir. Y ella con entusiasmo aceptó el préstamo, vara en mano, lista para recorrer el sendero oculto y plantar cara a cualquier aventura. 





Elda es única, atrevida como ninguna, valiente como caballero andante. Ahí viene, gritan los más pequeños, la duende, la estrella caída del cielo que nos ayudará a encontrar el camino, para encontrar el sendero, para cumplir nuestros objetivos aún por llegar. 

Un día la encontré frente a mí, hizo una reverencia y sonrió, su sombrero languidecía en el piso. Habló suavemente con palabras susurradas sin producir ruido alguno, todo parecía etéreo. Saltó enérgica por encima de mi hombro y acomodó sus labios en mi oído - quiero ayudar- parecía decir ... entonces me sorprendió y quedé mudo de emoción. 


Recordé entonces a una amiga que, sin duda, necesitaba ayuda. Así que sin excusas, ni más dudas la envié hacia su nuevo hogar ... en una caja de cartón junto a una nota, Elda Moonsteps y su pequeño compañero de aventuras viajó hacia lo desconocido para encontrar caminos y suerte para mis amigos en el extranjero, lejos muy lejos de aquí .