martes, 23 de diciembre de 2014

El Hobbit... la habitación temática que estabas esperando

El Hobbit... si no recuerdo mal fue el primer libro "para mayores" es decir con más de 20 páginas que leí cuando era pequeño, quizás con 9 o 10 años. Fue la edición de 1982 que mis padres habían comprado en aquel entonces al círculo de lectores. Y allí en lo alto, en la estantería del salón, irremediablemente unido a un libro llamado "Nacida en Domingo" de una tal Gudrun Mebs estaba aquel extraño libro de portada sosaina que nada me había dicho hasta entonces... sus colores grisáceos, fríos y su título sin más florituras en nada me hacía sospechar que intrínseco a aquellas páginas podría encontrarse una aventura que me guiaría y quedaría grabada en mi subconsciente por el resto de mis días.

                                                         El Hobbit; edición 1982



Recuerdo bien el día, en que por azar o destino, puse mis manos sobre aquel pequeño volumen y posé mi vista sobre el anverso de la portada para leer de qué se trataba aquel librito. "Un anciano mago guía a un grupo de enanos y a una pequeña criatura llamada Bilbo a través de mágicas aventuras para recuperar un tesoro guardado por un terrible dragón llamado Smaug". Por aquel entonces mi padre trabajaba en una empresa lejos de donde vivíamos y dado que solía trabajar para campañas con fecha de entrega, en ocasiones tenía que trabajar los sábados por la mañana para ir adelantando ciertas tareas... así pues nos íbamos toda la familia a acompañarle y es en una de estas cuando comenzó mi aventura.
Cierto sábado de mañana, como en otras ocasiones, nos disponíamos a salir por la puerta hacia el trabajo de mi padre y por una extraña razón, justo antes de salir, recordé la sinopsis de aquel librito de la estantería.
No es que me aburriese acompañando a mi padre, de hecho recuerdo muy bien las aventuras que pasaba recorriendo los pasillos y recovecos de aquella enorme nave industrial, los tornillos, metales, cartones y materiales que allí encontraba por doquier hacían volar mi imaginación y tan pronto me encontraba en una mansión encantada como en el espacio exterior.
Sin embargo por algún motivo tomé la determinación de utilizar el tiempo que pasaríamos allí... leyendo El Hobbit y desde aquel momento, cada año, ha formado parte de mi vida y mis fantasías.

Ahora que de algún modo estoy intentando llevar una nueva vida y recuperar aquellas sensaciones y sueños infantiles he querido desarrollar un proyecto con el que me siento muy contento, por ello estoy diseñando la habitación que siempre quise tener... jejeje y quisiera presentárosla a ver qué os parece.

¡Bienvenidos a la habitación temática del Hobbit !

Para empezar... Gandalf, mi personaje favorito, un referente que me viene a la cabeza inmediatemente al pensar en un anciano y poderoso mago.

El entrañable Bilbo... quién no ha deseado verse en su pellejo alguna vez ¿eh?

 Y cómo no... el bipolar Gollum, inigualable en el capítulo " Acertijos en las tinieblas"... me daba escalofríos solo de pensar en él.
Y Smaug el terrible... dragón entre dragones, señor de los gusanos antíguos y uno de los personajes más carismáticos a mi parecer.

He diseñado además una cenefa para pared inspirada en los mapas de Tolkien... aunque están más por venir.


Y bueno, lo último en lo que estoy trabajando es en un estupendo mural de Bolsón cerrado para ir completando el ambiente... en breve tendré el definitivo listo.



Me lo estoy pasando pipa dibujando y pintando estos personajes y espero de corazón que alguno de vosotros o alguno de los miles de niños de ahí fuera a los que les pueda gustar esta magnífica historia puedan disfrutar en sus habitaciones de juego y dormitorios de algunos de sus personajes favoritos... ya me hubiese gustado a mí en mis tiempos jejeje.

Recordad que todos estos diseños y muchos más los podréis encontrar en nuestra tienda online: www.thegoblinspot.es.